domingo, 4 de octubre de 2009

Entre luz y tiniebla, de Laura Whitcomb.

Qué libro. Qué bonito. Les hablo del último libro que me he leído. Al igual que con Encanto fatal he tardado en leerlo por culpa de su disponibilidad. No le encontraba en ningún sitio. Incluso lo pedí en un librería, pero aún estoy esperando el sms para avisarme de su llegada ¬¬. Pero el destino quiso que lo encontrara.

Sinopsis:

Helen murió hace años. Pero no sabe ni por qué, ni cómo. Todo es extraño. Nadie le ha explicado las reglas. Éstas se aprenden cuando te equivocas. Y no es agradable. Pero, un día aparece Él. ¿Por qué la ve? ¿Quién es?

Opinión personal:

¿He dicho ya que es super bonito? Sinceramente me ha encantado: la trama, las circunstancias, el toque al escribir de Whitcomb, las personalidades de los personajes, sobre todo el James y Helen e incluso al de Mitch...

Para ser un tema bastante típico (fantasmas o almas que deambulan por el mundo, perdidas..) me ha parecido un original desarrollo de la historia.

Algo que me sorprendió mucho fue el clima familiar de la familia de Jenny. Me gustó y a la vez no. A ver si me explico...En mi familia somos muy liberales y nada religiosos (yo misma soy agnóstica), y ver la rutina de su familia, tan religiosa, sus "tareas" como leer la biblia, y además, los temas tabúes... pues, como es normal, me chocó y sorprendió a la vez. Yo nunca hubiese podido aguantar tanto, me habría revelado ante sus conductas todo-es-perfecto-y-nada-está-fuera-de-lo-debido...

Y el final, me encantó, aunque me pareció que se quedaron un par de cosas en el aire, ¿no creen?

PUNTUACIÓN:
Amor: 5
Acción: 3
Originalidad: 3.5
Personajes: 5



Fragmento aleatorio del libro:


Se sonrojó y el tono de melocotón tan saludable de las meji­llas le devolvió todo el color al mundo para mí.
—Aun así, señorita Helen, he hecho algo terrible. Te he atraído para que te alejaras de un lugar sano a uno oscuro porque no que­ría estar sin ti. Lo entenderé perfectamente si no me eliges a mí.
Estaba tan poco acostumbrada a las atenciones que me hacía ser atrevida.
—Lo que más me importa en mi mundo, señor, es que tú me veas y me oigas.
Se me quedó mirando un rato.
—Entonces estoy en deuda contigo.

3 comentarios:

· Alba · dijo...

Ole, ole, sobresaliente ;)
Me alegra que te haya gustado!!! A mí me mantuvo en vilo y me hizo sufrir lo que no está escrito... Pobre parejita... :P

Alma Errante dijo...

Este libro me tiene una pintaza!!! Está en mi lista para comprarlo 8)

besos!!*

Elwen dijo...

Tengo pendiente la reseña para esta semana y ciertamente a mí también me costó conseguirlo. Mereció la pena de todos modos, es una historia diferente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

©Yo leo, yo comento plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

ARRIBA