sábado, 11 de agosto de 2012

Acosado, de Kevin Hearne

Bueno, bueno. Tras llegar de Londres donde pasé 21 días y donde no pude leer apenas nada y encontrarme sobre mi cama tantos libros, me decanté por este por su portada y por ser un libro finito, que me vendría de perlas para cambiar del chip inglés por el español. Y me alegro de que esta fuera mi primera elección.

Así comienza...

Vivir veintiún siglos tiene muchas ventajas, y una de las principales es poder ser testigo del raro acontecimiento de la aparición de un genio. Con alguna que otra variación, la cosa siempre funciona así: de pronto alguien desprecia todo el peso de su tradición cultural, pasa por alto las miradas torvas de las autoridades y hace algo que todos sus compatriotas consideran propios de locos. De todos ellos, Galileo siempre ha sido mi favorito. Después vendría Van Gogh, pero ése sí que estaba loco de atar.



Atticus O’Sullivan es uno de los últimos druidas que quedan en la tierra. Vive tranquilamente en Arizona. Pese a tener un aspecto muy irlandés, intenta pasar desapercibido y es que no se quiere meter en problemas, para integrarse en la zona, regenta una tienda especializada en té y libros de ocultismo. Pero su vida, aparentemente tranquila tiene los días contados, pues se cree que posee la espada mágica Fragarach y un dios celta la quiere, de hecho lleva siglos buscándola y parece que ahora la ha encontrado.

Tiempos difíciles se avecinan para el druida…



 
A mí nunca me han gustado demasiado las historias de druidas, hadas, brujas y demás cosas. Lo siento, pero es algo que me suele aburrir  soberanamente. Tanta fantasía no me va, no me la creo y por lo tanto no me implico en la historia. Sin embargo, debido a muy buenas reseñas que había leído, a que el libro no sobrepasa las 300 páginas y a esa portada -sí, soy así de superficial-, me decidí a pedirlo a la editorial.

Algo que me parece muy curioso es la imaginación que tienen algunos escritores para enlazar el pasado con el futuro y ponerse en la piel de un ser que ha vivido no siglos, sino milenios en el mundo, y el punto de vista que éste puede tener de la actualidad. Muchas veces exageran o no llegan a convencerme, pero Atticus -adoro al prota, pero su nombre es de los peores que he tenido que leer- lo ha conseguido. O mejor dicho, el escritor.

Atticus es un personaje, irónicamente, muy humano -morí de amor con lo de la escena de Kevin Costner-. Me ha gustado especialmente la forma que tiene de expresar sus pensamientos o conclusiones y su relación con el perro, que pudiendo haber fastidiado la credibilidad de la historia ha acabado siendo un gran acierto.

La acción llena todas las páginas del libro, pues el prota no ha salido aún de un lío y se mete en otro, así que no aburre en ningún momento. Y eso, junto al humor con el que el protagonista nos narra sus aventuras en el siglo XXI, hace que nos leamos el libro en un suspiro.

Además, todos los personajes están por una razón, ninguno sobra, a mi entender, y todos me parecen perfectos y me han gustado, especialmente la viejecita y Oberón. Aparecen muchísimo pero, a diferencia con lo que me suele ocurrir, no me he perdido entre los nombres y algunas culturas, historias o momentos históricos, ni me han parecido cargantes o difíciles de entender.

Eso sí, chicas, no esperen una historia de amor porque Atticus, por el momento, no es un romántico empedernido, el va más por sexo exporádico y divino. Aún así, hay un par de personajes que parecen muy interesados por él. 

Sin embargo, el final me ha parecido demasiado fácil y rápido, pero compensa que, quintando cierto aspecto, la historia pueda terminar tranquilamente en Acosado. No obstante, para los que quieran más de Atticus O'Sullivan, hay cuatro entregas más, una de ellas ya en español, así que no hay de qué preocuparse.

Sin duda, una novela refrescante y divertida con un protagonista interesante, Atticus, que, estoy segura, tiene muchas más historias por contarnos que nos encantarán y entretendrán. ¡Así que tenemos druida de hierro para rato! Un gran debut, sí, señor. Deseando poder leer la continuación, Acorralado.



Iba a tener que pedirle a Oberón que le dejase un regalito en la puerta. Tendría que hacerlo sin quitarse el hechizo de camuflaje, así que si el señor Semerdjian estaba mirando -y lo más probable era que estuviese mirando- tendría ante sus ojos la prueba física e irrefutable de que a veces la vida nos cubre de mierda, sin más explicaciones.


¡Agradecimientos a Tinmunmas!

8 comentarios:

Talisman Dreams dijo...

A mí sí que me atrae este género, y este libro estoy deseando leerlo desde hace tiempo. De momento que despeje un poco mis lecturas pendientes seguro que lo haré.

¡Gracias por la reseña! Un besito :)

Crónicas de los Reinos dijo...

La verdad es que es un libro entretenido y con acción. Oberón también me hizo mucha gracia xD
Gracias por la reseña!
Besitos! :3

Cris Lightwood dijo...

A mi ha sido un libro que siempre me ha llamado bastante, así que no descarto poder leerlo en un futuro :D
Un beso guapa :)

esa estrella... dijo...

Pinta muy bien ^^ Me gustarçía leerlo, muchas gracias por tu reseña ;)

besitos<3

Clara Cañero Lois dijo...

Lo tengo en mi lista desde hace tiempo, no dudaré en leerlo cuando acabe con mi laaaaaaarga lista de pendientes. Gracias por la reseña, tan buena como siempre. ¡Besos!

Mrs Brightside dijo...

Hace tiempo que quiero leerme este libro, tiene una pinta espectacular :D

Besotes ^^

Liz dijo...

Yo le tengo muchas ganas, las reseñas se ven geniales

Clara Cañero Lois dijo...

Sólo la portada ya me invita a leer, y de qué manera... :D La tuya se suma a un montón de buenas críticas, así que me haré con él pronto. ¡Besos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

©Yo leo, yo comento plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

ARRIBA