jueves, 20 de diciembre de 2012

Bitterblue, de Kristin Cashore

Después de meses de intentar leer la última entrega que comenzó con mi amado Graceling, ¡por fin he podido leerlo! Aunque, para ser sincera, no era para nada lo que me esperaba...

Comienza así...

Aferra a mamá por la muñeca y la lleva hacia el tapiz tirando de ella; eso tiene que doler. Mamá no grita. Trata de disimular el dolor para que él no la vea sufrir, pero vuelve la cara hacia mí y en su rostro se refleja todo lo que siente. Si padre descubre que le hace daño y que ella me mira para que yo me dé cuenta, entonces dejará de lastimarla y en cambio hará otra cosa.

Ocho años después de que la conociéramos en Graceling, nos reencontramos con Gramilla, ahora convertida en la reina Bitterblue de Monmar.

Bitterblue es una monarca misericordiosa, pero no puede librarse de la influencia nefasta que su padre tuvo en ella en la infancia. Leck poseía la habilidad de alterar los pensamientos de todo aquel que tuviera cerca y eso lo convirtió en un psicópata. Los consejeros de Bitterblue, que han llevado las riendas del país mientras la Reina alcanzaba la mayoría de edad, creen que debería perdonar a todos aquellos que cometieron actos impensables durante el reinado de Leck y enterrar el pasado.

Sin embargo, cuando Bitterblue comienza a salir disfrazada y oculta entre las sombras de la noche, se da cuenta del verdadero alcance que ha tenido en la población estar sujeta a las maquinaciones de un loco durante treinta y cinco años y de que la única manera de superar este largo y triste episodio es revisar el pasado.

Dos ladrones, que solo roban aquello que ha sido robado antes, cambiarán su vida para siempre: son ellos lo que poseen la llave de la verdad sobre el reinado de Leck. Y uno de ellos, poseedor de una gracia que todavía desconoce, también tendrá la llave del corazón de Bitterblue.

Lo primero de todo, me ha parecido una falta de respeto para con los lectores que la editorial haya cambiado, ¡en la última entrega!, la edición de la novela. ¿Qué pasa? ¿Que los que teníamos las dos primeras tenemos que fastidiarnos si queremos la misma edición para la trilogía? Es cierto que dentro las ilustraciones son muy bonitas y detalladas, pero no lo compensa.

En tres palabras: densa y horrible. Esperen, no me maten. Si la escritora quería que sintiéramos la misma frustración, impotencia y rabia que la protagonista, Bitterblue, ¡lo ha conseguido con creces! Siempre he tenido claro que jamás desearía ser princesa o reina, pero ahora lo ratifico. ¡Qué agobio, qué gran responsabilidad! Había momentos en que tenía que dejar el libro porque me sentía tan perdida, tan abatida... Y claro, yo estaba acostumbrada con esta autora a novelas llenas de acción que no me esperaba este ritmo tan pausado, tan lento, tan reflexivo. Por eso la narración se me hizo extremadamente densa. Contaba demasiadas cosas y sin salir de un problema, ya entraba en otro... Es una de las razones por las que he tardado taaanto en terminármelo.

Luego está que lo que cuenta, sus recuerdos, los traumas de todos los que tuvieron que sufrir la existencia de Leck es realmente muy duro, estremecedor y horrible. Yo lo he pasado realmente mal leyéndolo. Sí, en los demás libros también pasan cosas malas, pero para ser una saga infantil, me ha dado la sensación de que la escritora se ha pasado un poco...

Luego están los personajes secundarios, que son demasiados. Yo llegué a un punto que tuve que dejar de intentar recordar quién era quién, simplemente pensaba que era otro de los subordinados y listo (luego descubres que hay un apéndice de personajes al final...¡¡Ya podría haberlo puesto al principio!!). Eso sí, comprendemos perfectamente el por qué de su entrega anterior, Fuego.

Lo mejor del libro fue la reaparición de Po, Katsa y Giddon, ¡cómo los echaba de menos! Aunque la parejita parecía más hormonada que en Graceling, pero bueno...

La historia de amor de la prota con Zaf no me entusiasmó demasiado, aunque sí que había chispas entre ellos, pero aún así, a mí me gustaba la pareja que hace con Giddon. Zaf es un niñato malcriado, mientras que Giddon es todo un hombre hecho y derecho y harían una pareja genial...


No sé, me extraña mucho que esta sea la última entrega de la historia de este mundo, la autora todavía tiene muchas cosas que explicar y solucionar, y como el final es bastante abierto, yo tengo esperanzas en que continúe historias con los personajes.


En resumidas cuentas, Bitterblue posee una narración un tanto recargada, pero que soluciona y explica muchas cosas que deseábamos saber desde Graceling y Fuego. Es una novela mucho más madura que las anteriores, pero aún así, no era lo que me esperaba...

[Justito, justito]

- Sigo siendo yo, majestad. Son los demás los que creen verme como algo que no soy, lo cual refueza cada vez más lo que soy en realidad: una simuladora.

-También lo soy yo - comentó en voz queda Bitterblue -. Ahora mismo, estoy aparentando ser la dirigente de Monmar.

8 comentarios:

Hannah; dijo...

Me enamoré del personaje Bitterblue en Graceling, así que estoy deseando leer Fuego para llegar a la tercera parte *-*

Lydia f-sueños dijo...

Quiero leer Graceling, estos libros me llaman mucho la atención :)

Un besazo y gracias por la reseña!

Lost Girl Night dijo...

me he leido los dos anteriores y Graceling me enamoro, con fuego no me fue tan bien, espero que con este me entren de nuevo las ganas, por lo menos tu opinion me anima bastante ... ya veremos

Alhana dijo...

Hola,

Pues de acuerdo con que sea una falta de educación por parte de la editorial lo del cambio del formato, yo no los tengo, pero me pongo en tu lugar y seguro que me indignaría un montón...

En cuanto al libro la verdad es que le tengo muchísismas ganas de esta serie, y he visto que hay una oferta para Ebook con lo tres, tienen muchas posibilidades de venirse para mi casa ^^

Un besito. Muak

Paula Tina Mente dijo...

si, estoy de acuerdo contigo, el libro realmente sorprende porque no es para nada como te lo imaginas, ya que no se parece en nada a las entregas anteriores, y es un libro sobre crueldades, una historia difícil que te hace sentir la desesperación y el horror de todos los personajes. la historia de amor es una decepción!! pero está claro que la autora quería centrarse en las consecuencias del reina de Leck y en la recuperación de un reino.

esa estrella... dijo...

Me llama bastante *-* Muchas gracias por la reseña ^^

besitos<3

Pachi dijo...

A mi el libro me gustó bastante. Leí los tres y a pesar de ser este mas lento de alguna forma, me pareció un tanto mas reflexivo y hasta adulto. Ahora, tengo entendido que esta entrega no es la ultima de los Siete Reinos, sinó que estan pensadas mas, no lo sé eso leí.
Saludos

Fadeta_arual dijo...

Me enamoró Graceling pero allí me quedé.
A ver si un día de estos sigo y termino la saga :P

¡¡Nos leemos!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

©Yo leo, yo comento plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

ARRIBA