miércoles, 30 de abril de 2014

¡Miércoles de entrevista! (16): W. Davies

Llevaba más de una semana sin traerles nada, pero estoy con los exámenes finales de la carrera, así que estaré dos semanitas más ocupada. 

De todas formas, he podido sacar un poco de tiempo libre para traerles esta entrada. Hoy entrevistamos a W. Davies, pseudónimo que esconde a nuestras queridas Arsénico y Maisha, de Divagando entre líneas y Perdidas entre páginas, respectivamente. Su primera novela juntas, Recuerda que me quieres, salió el pasado lunes de la mano de Kiwi Ediciones. Leí su novela el año pasado y les aseguro que les encantará. ¡En breve traeré mi reseña! =)
 
¡Buenas, chicas! Muchísimas gracias por darnos la oportunidad de entrevistarlas.

¡Gracias a ti por dedicarnos un hueco en el blog!

Ustedes son dos escritoras que firman bajo un mismo nombre, así que hay varias cosas que nos preguntamos: ¿cómo acabaron escribiendo una novela juntas? ¿No es difícil escribir a cuatro manos? ¿Están siempre de acuerdo mientras escriben?

Suerte, casualidad, destino… puedes llamarlo como quieras. Ambas sabíamos de la existencia de la otra por nuestros blogs y nos dejábamos caer por esos rinconcitos de vez en cuando, pero no habíamos tenido lo que se dice “trato” hasta que cierta editorial organizó un reto literario para promocionar un libro y fuimos a parar al mismo equipo. Entre esas horas de cotilleos y quebraderos de cabeza que pasamos resolviendo pruebas delante de la pantalla del ordenador, surgió el tema de la escritura. De ahí salió la chispa que dio vida a Recuerda que me quieres. Poco tiene que ver ahora la historia con la que fue la idea principal, pero el recuerdo de todo eso siempre consigue robarnos una sonrisa.

Escribir a cuatro manos para nosotras es ideal, y con eso no queremos decir que no tenga su complicación. Debes conocer bien a la otra persona para poder entrar en su cabeza y dar forma a sus ideas, adaptarte a su estilo, interpretar y poner en orden el caos que es a veces ese 1 + 1. Al principio íbamos como los niños, tambaleándonos, tanteándonos, pero ahora llega a asustarnos lo bien que nos complementamos. No siempre tenemos la misma opinión ni mucho menos. Discutimos por todo, lo rebatimos todo, pero siempre llegamos a un entendimiento, a un lugar en el que nos encontramos. Y ese lugar tiene un nombre: W. Davies.

¿Por qué W. Davies? ¿Por qué no un nombre más español?

W. Davies era la manera de hacer homenaje a nuestra Wendy, a su amor por la literatura, a su empeño por hacer hasta lo imposible por conseguir su sueño. Es la manera que tenemos de homenajearla y que, pese al tiempo y pese a todo lo demás, todas nuestras novelas lleven sus iniciales, el mismo sello a modo de recordatorio. Siempre agradeceremos a Recuerda que me quieres, el principio de todo y nuestra novela más querida, el poder ver nuestro sueño cumplido.

¿Cómo se les ocurrió la novela? ¿Cuánto tardaron en escribirla?

Como te decíamos anteriormente, fue una idea que una de nosotras tenía guardada en un cajón y decidió compartirla con la otra. Al principio era una versión en toda regla, pero no tardamos en desligarla de la obra de Barrie y convertirla en algo nuestro que, al mismo tiempo, fuera un gran homenaje a Peter Pan, a Barrie y a nuestra infancia. Una vez tuvimos claro todo lo que queríamos contar, escribirla fue fácil. La historia casi nos gritaba para que la escribiéramos; nosotras solo tecleábamos lo que los personajes nos iban susurrando. Lo difícil vino después, cuando nos sentamos a leer, a apreciar los fallos y las carencias. Corregir, eliminar, ampliar, descartar, pulir… Eso es lo verdaderamente difícil. Tardamos unos dos meses en escribir la novela pero terminarla… eso es otra historia. Somos de las que piensan que los finales, en realidad, no existen.

Es un homenaje a Peter Pan, ¿por qué ese clásico? ¿Qué tiene de especial para ustedes?

Peter Pan significa mucho para nosotras. Es la imaginación, la línea que separa la locura de la cordura, el poder de los sueños. Es el niño que llevas dentro y que te acompaña a pesar del incesante tic tac de los relojes. No solo es especial porque es uno de nuestros libros “brújula”, también lo es porque Peter es el antihéroe con el que crecimos mientras él se mantenía eterno, siempre joven. Pensar a Peter Pan es recordar las tardes que pasamos junto a él, sobrevolando el País de Nunca Jamás, venciendo piratas, escapando del Capitán Garfio y bailando junto a los pieles rojas. Es recordar a Robin Williams en mallas en Hook, interpretando el papel de un padre que hace lo imposible por recuperar a sus hijos. Peter Pan es creer, creer siempre en la magia de la vida.

Debió ser una gran alegría saber que sería publicado, ¿cómo se sintieron?

Fue un 23 de diciembre, tres días después de haber enviado el manuscrito a la editorial. No nos lo creíamos. Si alguien nos hubiese gritado “¡Inocenteeee!” no nos habría sorprendido en absoluto. Primero vino el aturdimiento y más tarde los gritos y los brincos de felicidad. Inmediatamente buscamos a la otra para contárselo y el resto del día es una bruma que apenas recordamos. Llamadas y más llamadas, y también muchos mensajes de whatsapp. A día de hoy, seguimos sin creerlo del todo.

¿Será autoconclusiva o gozará de una segunda parte?

Cuando os decíamos lo de que “los finales, en realidad, no existen”, lo decíamos totalmente en serio. Recuerda que me quieres es autoconclusiva si queremos que así lo sea. Pero si no queremos (como es nuestro caso), existe un spin off de la novela que terminamos de escribir hace unas pocas semanas, protagonizado por un personaje secundario de Recuerda que me quieres. El que haya leído la novela podrá imaginarse a qué personaje nos referimos y a qué clásico hacemos homenaje esta vez.

¿Tienen ya otras historias en mente?

Tenemos tantas ideas que a veces nos vemos obligadas a frenar para no perder el norte. Pero no fue hasta hace unos días que nos decantamos por una de ellas en concreto. Una idea loca que, de momento, va viento en popa.

¿Alguna manía a la hora de escribir? ¿Cómo se organizaban para escribir los capítulos?

La manía principal es que nos gusta escribir juntas, cada una en su ordenador, escribiendo un capítulo distinto, pero disponibles para leer, opinar o ayudar a la otra. Solemos tener la ventanita del facebook abierta aunque ninguna de las dos se dirija a la otra en horas; pero está ahí, nos sentimos aunque no estemos físicamente al lado de la otra y eso hace que la sensación de “soledad” desaparezca. A la hora de escribir elaboramos una escaleta con los resúmenes de todos los capítulos. Unos resúmenes muy pequeños de dos líneas con la información de lo que tiene que pasar. Por supuesto, siempre es a modo orientativo y se pueden modificar/eliminar/ampliar si la historia o los personajes lo requieren. A partir de ahí, nos dividimos los capítulos, siempre participando en lo que escribe la otra (añadiendo, reescribiendo si hace falta, modificando o corrigiendo).

¿Qué personaje sacarían de su novela si tuvieran la oportunidad de convertirlo en una persona de carne y hueso?

A Peter, por supuesto. Es cierto que muchos de nuestros personajes nos han robado el corazón, pero Peter se quedó con la parte más grande. Siempre, siempre, será él. Es nuestro niño bonito al que siempre querremos abrazar y proteger.

Y por último, ¿hay alguna canción que les recuerde a la novela?

Sí, y de hecho, es una canción que no descubrimos nosotras sino una gran amiga y lectora hace unas semanas. Se trata de No Angel, de Birdy. La canción parece hecha a medida para la novela. Escuchadla, ¿no os parece perfecta? 

n

2 comentarios:

Patri Estrellas y páginas dijo...

Muy interesante la entrevista, espero poder leerlo.


Un beso.

Humberto Dib dijo...

Es muy cierto, interesantísima.
Un abrazo.
HD

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

©Yo leo, yo comento plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

ARRIBA