lunes, 3 de septiembre de 2012

Siempre tuyo, de Daniel Glattauer



¡Hola a todos! ¿Qué tal este primer lunes de septiembre? ¿Aprovechando lo que queda de veranito como yo?Les traigo un libro que, sin proponérmelo, conseguí.

Así comienza...


Cuando él entró en su vida, Judith sintió un dolor agudo que se pasó enseguida.
Él: -Perdón.
Ella: -No ha sido nada
Él: -Con este gentío.
Ella: - Ya.
 


La historia trata de una joven que conoce a un tipo encantador que está realmente loco por ella. Comienzan una relación y todo va perfecto. Demasiado perfecto, tal vez. Y Judith empieza a encontrarse incómoda con él, pues este absorbe todo alrededor de ella: primero a sus amigos, y luego a su familia. Judith siente que todos están de parte de Hannes y la convierte en una mujer desconfiada, arisca y paranoica. ¿Tendrá razón Judith? ¿O será realmente Hannes tan perfecto como parece? ¿Todo son imaginaciones suyas?

Es curioso que yo me haya leído este libro, cuando hace un par de días renegaba de este autor debido a otro de sus libros: La huella de un beso, historia que me aburría muchísimo y en donde no encontraba el autor que tanto me gustó en Contra el viento del norte. Sin embargo, al igual que me pasó con Bajo el cielo eterno, me lo encontré por casualidad en la biblioteca y me pedía a gritos que lo leyera.

Y así fue. El libro no me duró más de tres horas y es que la historia me enganchó desde el principio. Como a Judith, me gustaba y me ponía los pelos de punta el perfecto Hannes. Y, junto a ella, me preguntaba quién estaría realmente mal de la cabeza, ¿Judith o Hannes? ¿Era Hannes un hombre perfecto y encantador o un enfermo mental? ¿Estaba en lo cierto Judith o se había vuelto una paranoica psicótica?

Estas preguntas me tuvieron en vela durante toda la historia, a cada rato cambiaba de opinión, de sospecha. Casi me estaba volviendo tan loca como la protagonista, esperando en cualquier momento que la atacaran o la mataran.

La historia está contada a través de un narrador en tercera persona, aunque siempre acompañando a nuestra protagonista, Judith. De Hannes solo sabemos lo que ella conoce y lnadao que piensan los demás de él.

Los capítulos son cortos, lo que no cansa en ningún momento, avanzando rápidamente la lectura de la novela. Sin embargo, algo que me llamó la atención fueron esos diálogos presentados como si de una obra teatral se tratara. ¿Por qué? Nunca acabé de entenderlo bien.

Los personajes secundarios son bastantes, pero la mayoría solo son herramientas de Hannes (o no) para llegar hasta Judith. No obstante, me encantó la espontaneidad y carisma de Bianca y la amistad, aunque breve, de Lukas. Me hubiera gustado conocer más de estos personajes.

Durante toda la novela, no paraba de preguntarme cómo iba a ser el final, es más, tenía muchísimas teorías, pero aún así jamás se me ocurrió que terminaría de esa manera. Y, aunque es inesperado, creo que el escritor se quedó un poco corto. ¡Yo necesito un capítulo más! Podría haber menos divagaciones y un final algo más completo.
 

Siempre tuyo me ha parecido una novela adictiva, psicológicamente terrorífica, llena de suspense y que te leerás en una sentada. Conoceremos a un Daniel Glattauer que no tiene nada que ver con el que conocimos en Contra el viento del norte, pero no por eso será peor. Una novela soberbia, aunque se quede un poco corta al final, nos mantiene pegados a sus páginas.

Judith: -Está en un viaje de trabajo en Leipzig.

Bianca: -Pero esta mañana estaba aquí.

Judith: -No, chica, imposible, Leipizg está en Alemania.

Bianca: -Jo, le digo que sí, de verdad. Ha pasado y no vea cómo ha mirado para dentro por el escaparate.

Judith. -No, Bianca, lo habrá confundido con otro. 

Bianca: -Pues ese otro se le parecía un montón, jefa.

11 comentarios:

Kenzo dijo...

Me enamoré perdidamente de este autor en contra el viento del norte y su continuación, así que espero poder el resto de sus novelas poco a poco. La verdad es que me llama eso de que uno de los protas esté "loco".

Nocturna dijo...

Gracias por la reseña, tiene muy buena pinta. Besotes ;)

Lily dijo...

Otro de tantos libros que tengo pendientes.

Shorby dijo...

Tengo bastantes ganas de leerlo, los dos primeros libros del autor me gustaron mucho =)

Besotes

Alba dijo...

Otro apuntado en la lista de libros pendientes ^^.

Gracias por reseñarlo :).

¡Besos!

Mrs Brightside dijo...

Tengo pendientes de este autor Contra el Viento del Norte y su continuación; si me gustan, de seguro que termino comprando este también :D

Besotes ^^

Alba Úriz dijo...

Ostras, pues sí que cambia de registro el Glattauer, eh O_O. Pero como este señor me gustó mucho en Contra... y el argumento pinta interesante (¡pobre chica!), yo me lo apunto. Veremos si cae en mi próxima incursión librera, jeje.

poy dijo...

Vaya, que cambio. No te gusta nada La huella de un beso y ahora esto xDD
Yo todavía ni leí Cada siete olas, aunque por lo menos ya lo tengo por aquí ^^
Beeeeeeeesos

esa estrella... dijo...

No pinta mal ;) Gracias por tu reseña ^^

besitos<3

Ray dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Ray dijo...

Llevo poco más de la mitad del libro y no puedo detenerme, es una historia que me tiene intrigada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

©Yo leo, yo comento plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

ARRIBA